Ser chica fitness está de moda.

Quiero estar tonificada, con las piernas firmes y sin celulitis, con el abdomen plano y el culo redondo.

Pero yo no quiero ponerme fuerte, una chica fitness, ya sabes.

¿Te suena?

Esta suele ser la contestación de la mayoría de las chicas cuando les preguntas qué físico objetivo les gustaría tener. ¡Claro que sí, guapi! Para conseguir esto veremos qué cosas hay que hacer y cuales hay que dejar de hacer.

¿Qué significa ser fitness?

Lo primero que tienes que saber es qué significa esta palabra que está tan de moda en la actualidad.

Fitness o forma física (en español buena forma) es un estado general de salud. Y en forma más específica se le llama a la capacidad de practicar ciertas actividad físicas, ocupaciones y actividades cotidianas. Una buena forma física por lo general se adquiere como resultado de una nutrición adecuada,  la práctica de ejercicio físico de moderados a vigorosos, y un descanso apropiado.

Si quieres saber más sobre el término, puedes leer la definición en Wikipedia.

¡Que sí, que no! ¡No me decido!

Quieres empezar el gym pero no tienes ni idea de cómo funcionan las máquinas.

No sabes qué utilidad puede tener levantar una pesa 12 veces consecutivas y no sentir nada, y para colmo la sala de fitness está llena de chicos mazaos y te da vergüenza preguntar al monitor.

Pero cada vez más, sigues en instagram a más estereotipos de chica fitness, con cuerpos como el de tu sueño, monísimas y perfectas cuando van al gym.Sin ir más lejos: con el cuerpo de Michelle Lewin te conformarías ¿verdad?

Te entiendo.

Así era yo hace exactamente 5 años.

Me acuerdo una vez, yo tenía 14 años, era verano y estaban dando los juegos olímpicos cuando le dije a mi madre que me gustaban los cuerpos de las chicas que hacían atletismo (lo que ahora llamamos cuerpo de chica fitness). Entonces ella me dijo: ¡¡¡Bueno, tú también puedes tener ese cuerpo!!! A lo que yo no respondí nada y me quedé callada.

Años más tarde, concretamente 10, veía en mis ojos y sentía en mi cuerpo que al fin lo conseguí y que mi madre tenía razón.

Y si 10 años te parecen muchos, espera a posponerlo para el mes que viene…¡no serán 10, será toda una vida lamentándote por no haberlo hecho!

Pero vamos al grano.

Voy a explicarte que cosas deberías dejar de hacer y cuales son los primeros pasos para caminar hacía tu objetivo.

Si tu objetivo es convertirte en una chica fitness entonces deberás de deshacerte de algunos malos hábitos.

 

DEJA EL SEDENTARISMO

El sedentarismo es un estilo de vida que incluye poco ejercicio, suele aumentar el régimen de problemas de salud, especialmente aumento de peso (obesidad) y padecimientos cardiovasculares.

Este estilo de vida se ha ido implementando en nuestras sociedades donde cada vez nos lo ponen más fácil.

Nos traen la compra a casa, la comida a domicilio, trabajamos o estudiamos en oficinas sentados durante 8 horas, vamos en coche a todos sitios. Todo esto incita a que hagamos cada vez menos esfuerzo físico.

Lo que conlleva unas consecuencias terribles para las personas. Entre ellas más propensión a la obesidad, problemas óseos, cansancio y estrés y problemas en la digestión.

REDUCE LA INGESTA DE AZÚCARES REFINADOS Y PRODUCTOS PROCESADOS

Hoy en día tenemos muy a mano una gran variedad de alimentos llenos de grasas hidrogenadas y comida basura.

Si vives en una gran ciudad y el estrés es parte de tu día a día, lo más fácil es que recurras a estos productos porque es lo más rápido y además te lo ponen muy atractivo.

Te entra por los ojos.

En muchos casos estos productos son adictivos, y harán que al día siguiente o varios días después vuelvas a repetir.

OJO CON TANTA FIESTA

La fiesta no es una cosa de la edad.

Es verdad que cuando eres adolescente te apetece un montón salir por ahí, arreglarte, ir a discotecas, bailar y pasártelo bien con tus amigas.

Digamos que en esa etapa de la vida “es lo que toca” como norma social.

Si tu lo sientes así, hazlo.

Lo normal es que sientas esas ganas por ejemplo durante los años de carrera y luego vayan disminuyendo porque tienes otras prioridades u objetivos.

Pero si, independientemente de la edad que tengas, tu objetivo es ser chica fitness, deberás saber que este mundo es bastante incompatible con los hábitos que van ligados a salir de fiesta.

Estos hábitos son los dos puntos siguientes:

REDUCE O ELIMINA EL CONSUMO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS

El alcohol son calorías vacías.

Esto quiere decir que cuando tomamos alcohol, estamos ingiriendo energía en forma de calorías pero que no nos aporta nada.

No nos aporta ni macronutrientes (proteína, carbos, grasas), ni micronutrientes (vitaminas, minerales).

Además, cuando tomas alcohol se produce un trabajo excesivo de nuestro hígado, nos deshidratamos y además nuestro cerebro se ralentiza. Pudiendo cometer alguna cagada de la que te puedes arrepentir.

REVISA TUS DESCANSOS

Alguna vez habrás oído que el cuerpo se regenera mientras dormimos.

Un descanso óptimo es clave.

No solo es fundamental para que nuestro cuerpo repare o regenere los tejidos que hayamos podido dañar con el ejercicio. Además, te permitirá reestablecerte y despertar el día siguiente con la energía suficiente para dar todo lo mejor de ti en cada área de tu vida.

DEJA DE HACER LO QUE OTROS QUIEREN Y EMPIEZA A PENSAR EN TI.

Cada vez que hagas algo por compromiso piensa que no estás obligado a nada.

Muchas veces el entorno o nuestras propias familias o amigos nos imponen unos compromisos que debemos cumplir, aunque no estén en alineación con nosotros.

No tengas miedo a decir que NO.

Estás eligiendo un camino, el que a ti te gusta y te llena de verdad. Es por eso que a partir de ahora deberás elegir las sendas que te lleven a conseguir lo que tu quieres.

Cada vez que haces algo que no te gusta, te alejas un poco de tu meta final.

Por ejemplo: te acabas de iniciar en el mundillo eres consciente que debes perder peso. Pero en tu familia organizan un cumpleaños al que no puedes faltar. Puedes hacer dos cosas: hablar con la persona cumpleañera y explicarle que prefieres no ir porque no te sientes fuerte como para superar las tentaciones. O hablar con esa persona y decirle que asistirás, pero que te llevarás tu propia comida porque has decidido empezar algo nuevo. Créeme, no va a pasar nada. Si esa persona de verdad de quiere, te aceptará con tupper y sin tupper. Si no lo acepta, entonces deberías plantearte tú misma si quieres ese tipo de gente en tu vida.

Primeros pasos a dar para convertirte en esa chica fitness

  1. BUSCA UN COACH: Lo primero, y más importante de todo, es que si no sabes cómo hacerlo, busques a alguien que ya lo haya conseguido. Debe ser alguien en quién confíes plenamente. De esta manera te vas a ahorrar mucho tiempo e irás directa/o al grano.
  2. ¡EMPIEZA A ENTRENAR YA! Entrenar con pesas no te va a hacer ponerte cachas. Tendrías que hacerlo muy bien y muy fuerte. Tener una genética privilegiada y que tu intención sea esa. Y aún así sería difícil.
  3. ¡ATRÉVETE! Quítate el miedo y la vergüenza, todas hemos tenido una primera vez, hasta Michelle Lewin. Es normal que no sepas cómo funcionan las máquinas y que te confundas, nadie nace aprendido. Para eso están las entrenadoras personales y los monitores del gym (si los hay). Y en cuanto a los chicos, no te preocupes, la mayoría estarán más pendientes de sus músculos que de ti.
  4. CONTRATA UNA ENTRENADORA PERSONAL: es de vital importancia que empieces haciendo las cosas bien. Si no has ido en tu vida a un gimnasio es normal que te sientas perdida y veas las máquinas como utensilios de la inquisición. Si contratas una entrenadora personal te asegurarás de que aprendes a entrenar bien desde el principio. La técnica e intensidad que le das a tus entrenos pueden marcar una diferencia abismal en tu cuerpo si lo haces bien.
  5. REVISA TU ALIMENTACIÓN: Empieza a comer bien, pero no te obsesiones. Para que se te vea un cuerpo fit y tonificado primero tenemos que construir algo de masa muscular. Para eso hay que entrenar fuerte y comer bien para tener energía. Con una dieta de mantenimiento para que aprendas a comer es más que suficiente.
  6. OLVIDA EL TIEMPO: Libera tu mente de cualquier perspectiva temporal. No se trata de estar bien en dos meses o para lucir palmito en el verano, que también. Se trata de construir un cuerpo y eso lleva tiempo, unas veces más que otras. Pero eso no importa demasiado porque es lo que quieres y harás lo que haga falta para conseguirlo. Sino mira yo, desde que lo pensé por primera vez hasta que lo conseguí pasaron 10 años.
  7. VISUALIZA Y SIENTE: Algo que no se suele tener en cuenta, pero que sin esto todo lo demás no funciona, es tu mentalidad. Centrarte en el cuerpo que quieres crear es un proceso que te ayudará a mantener tu mente enfocada. Utiliza las visualizaciones para verte dentro de ese cuerpo que tanto deseas. Siente las sensaciones que vienen al pensar que lo estás haciendo realidad.

 

¡Acéptate tal como eres ahora, aunque no te guste lo más mínimo tu cuerpo! Tienes que estar tranquila y relajada porque ya te has puesto manos a la obra y estás en el camino correcto para conseguir lo que quieres!

Tu seguridad, autoestima, disciplina, constancia, felicidad, y aprendizaje te esperan en el camino, ¿A qué esperas?

¿QUÉ ES LO QUE TE FALTA PARA EMPEZAR?

Quizás me haya olvidado de resolver alguna cuestión en la que ahora mismo estás pensando.

¡Por favor PREGÚNTAME!

NO tengas vergüenza, yo también estuve ahí y tuve que invertir mucho dinero y horas de aprendizaje para conocer todo lo que se hoy en día.

¡Estoy aquí para ayudarte! Además me darás ideas para poder escribir más post y resolver a muchas chicas, que como tú, no sepan lo que hacer.

¡Te leo!

Pin It on Pinterest

Share This