Hacer una planificación de objetivo puede servirte para muchas áreas de tu vida. Aunque yo me voy a centrar en los objetivos físicos, lo que vas a leer es totalmente extrapolable a otros objetivos.

  • ¿Llevas tiempo intentando conseguir un objetivo y no lo consigues?
  • ¿Te rindes a la primera de cambio porque te frustra no ver los resultados rápidamente?
  • ¿No eres capaz de sobreponerte a las circunstancias? ¿Siempre acabas haciendo aquello que no te lleva a tu objetivo?
  • ¿No sabes que pasos dar para llegar a conseguir lo que quieres?

DEJA ATRÁS TU PASADO

Si me estás leyendo en este artículo es porque tienes una meta u objetivo, algo que te haría mucha ilusión conseguir.

Quizás llevas tiempo pensando que deberías hacer algo para sentirte mejor contigo misma, que hay algunas zonas de tu cuerpo que no te acaban de convencer o que a veces te sorprendes a ti misma comiendo de manera compulsiva.

Puede ser también que hayas intentado varias veces cambiar tu cuerpo, bajando de peso, por ejemplo, pero si bien pierdes 3-4 kilos luego los vuelves a recuperar.

“No tengo fuerza de voluntad”. Te repites a ti misma una y otra vez.

Cada vez que lo intentas y fracasas tu confianza en ti misma disminuye un poco más.

Nunca lo conseguiré, no soy lo suficientemente constante o fuerte.

No se como hacerlo, no conozco nadie que haya conseguido lo que quiero.

Nunca podré mantenerme con un cuerpo en el que me sienta bien, siempre que lo consigo al final lo acabo perdiendo.

Una transformación corporal es un proceso maravilloso. A la vez que vamos consiguiendo pequeños, logros nuestra motivación aumenta y retroalimenta este bucle de hacerlo bien para conseguir nuestras metas o mini objetivos.

Si bien a simple vista los demás solo verán tu transformación física, tú te darás cuenta que es algo más que eso. Una transformación mental es necesaria para que podamos conseguir aquello que nos está costando tanto. La mayoría de las veces fallas en la consecución de tus objetivos porque tu mente se viene abajo, no eres capaz de soportar cierta presión y vuelves a donde estabas, tu zona de confort, que ahí no cuestan tanto las cosas.

OBJETIVO=PRIORIDAD

Tu objetivo te tiene que hacer ilusión. En muchas ocasiones vas a tener que priorizar y dejar de lado algunas cosas que no te favorecen.

Pero tranquila, te aseguro que si de verdad lo quieres, te costará muy poco o nada hacerlo.

Por esto es importante que te sientes en silencio y pienses en él. Te sugiero algunas preguntas que te pueden ayudar a la hora de aclararte y planificar objetivos.

  • ¿realmente estás tan harta de tu cuerpo para hacer los cambios necesarios?
  • ¿te hace tanta ilusión el cuerpo que vas a tener?
  • ¿estás dispuesta a dar lo mejor de ti en este proceso?
  • ¿te comprometes contigo misma y con tu nutricionista/entrenadora a seguir los pasos?
  • ¿es ahora el momento de hacerlo?

Si es tu prioridad número uno, si te hace verdadera ilusión conseguirlo verás que no te resulta difícil escoger.

¿DÓNDE ESTOY Y DÓNDE QUIERO LLEGAR?

Para conseguir algo lo primero que debes identificar es en qué punto te encuentras ahora y a qué punto quieres llegar. Y elaborar un camino paso a paso para llegar hasta allí.

Esto es a lo que llamamos una planificación de objetivos.

Por ejemplo: eres una chica que entrena, pero desde hace un tiempo te gustaría bajar tu porcentaje de grasa. Sabes que estás pasada de peso y sabes que te gustaría estar 10 kilos por debajo del peso que estás ahora y trazas un plan para perder 0,5 kilos a la semana. De manera que al cabo de 5 meses habrás conseguido tu objetivo final. Tu mini-objetivo de 500 gr por semana te ayuda y te motiva a seguir hacia adelante.

REFLEXIONA

Para llevar a cabo este camino con éxito es muy importante que te plantees unas reflexiones, tienes que indagar en el autoconocimiento.

Es decir, debes de saber cuales son tus debilidades y cual tus fortalezas, para potenciar unas y mejorar otras. Y sobre todo para saber identificar cuando nuestras debilidades nos juegan malas pasadas que nos perjudican.

No basta dar pasos que algún día puedan llevar a la meta, sino que cada paso debe ser una meta, sin dejar de ser un paso” (Goethe)

Te recomiendo que cojas una hoja y la dividas en dos, en una parte apunta todas las fortalezas (determinación, disciplina, paciencia, constancia…) que tienes y en otra las debilidades (falta de voluntad, soy influenciable, me vengo abajo ante las dificultades…) de esta manera cada vez que surjan sabrás que está vez tienes que actuar de manera diferente.

¿CÓMO DEBE SER ESTE OBJETIVO?

Para que un objetivo sea eficiente te puedes guiar por la siguiente técnica ideada por George T. Dorian.

Este señor ideó el sistema S.M.A.R.T., utilizado hoy en día en multitud de áreas:

  1. SPECIFIC – ESPECÍFICO: es importante que te marques una meta concreta, de lo contrario será muy difícil que llegues a alcanzarla. Ej: perder peso, aumentar masa muscular, no darme atracones…
  2. MEASURE – MEDIBLE: debemos ser capaces de medir nuestros progresos cuantitativamente para saber si estamos caminando en dirección correcta, y poder pivotar si es necesario.
  3. ACHIEVING – ALCANZABLE: un objetivo no es más que un reto ambicioso que busca conseguir un logro a través de una estrategia definida. Sin embargo, el hecho de que sea un reto no implica que sea imposible de alcanzar. Hay muchos objetivos que no se cumplen porque parecen imposibles. Y es que si los objetivos que nos proponemos suponen cifras inalcanzables a corto plazo (ej: perder 10 kilos en un mes) no tendrán ningún sentido y quedarán olvidados.
  4. REALISTIC – REALISTA: esta idea viene al hilo del punto anterior, solo aquellos objetivos realistas podrán ser tenidos en cuenta a la hora de planificar nuestras acciones. Si en tus entrenamientos estás levantando 30 kilos en sentadillas, no esperes que en un mes se triplique y levantes 90. Aquí deberás medir el alcance de tu potencial y saber hasta donde estas dispuesta a llegar para conseguirlo.
  5. TIME – TEMPORAL: quizás esta sea una de las características más importantes que van a determinar el éxito de tu objetivo. Si no le pones una fecha de inicio y otra de fin, lo más probable es que nunca lo logres. Si le pones fecha le darás prioridad ante otras cosas o circunstancias que aparezcan en tu vida. Por ejemplo: las dos veces que he conseguido mi objetivo de definición es porque tenía una fecha de competición.

Conseguir una meta supone llevar a cabo acciones diferentes de las que hemos hecho hasta ahora. Deberás tener muy presente, a la hora de tomar decisiones, que acciones te acercan a tu objetivo y cuales no.

Por ejemplo, si tu objetivo es perder grasa:

ME ACERCA A MI OBJETIVO
ME ALEJA DE MI OBJETIVO
 Hacer mis x días de entrenamiento
Estar toda la semana pensando  en hacer cheat meals
Organizar mis comidas
 Ir con tiempo justo e improvisar lo que como
Comer lo que me toca en cada momento
Comer pastel en el cumpleaños
Hacer mis cardios aunque esté cansada
Autocompadecerme y quejarme de lo duro que es

 

Tendrás que hacer un esfuerzo extra por tu parte, ¡es duro claro que lo es! Sino no sería un reto.

En resumen si estás pensando en conseguir algo los pasos que debes seguir son:

  1. Definir un objetivo que te haga ilusión.
  2. Poner tu objetivo como MÁXIMA PRIORIDAD.
  3. Hacer una planificación de objetivos, establecer un plan de acción específico, medible y con un tiempo determinado.
  4. Pide ayuda a una profesional en quién confíes si no sabes cómo organizar el plan de acción.
  5. Comprometerte con ello y cumplir cada paso al dedillo.
  6. Lo más importante, ¡DISFRUTA EL PROCESO Y VIVE CON UNA SONRISA, LO MEJOR ESTÁ POR LLEGAR!

“No hay mayor satisfacción que irte a la cama pensando que has hecho todo lo que estaba en tu manos.

¿Cuál es tu objetivo número 1?

Seguro que llevas un tiempo (o toda una vida) sintiéndote descontenta con tu cuerpo.

Si no has tomado una decisión es porque hay algo en tu cabeza que te lo está impidiendo.

Si sabes lo que quieres ¿Por qué no vas a por ello? ¿Cuál es este problema que te paraliza?

¡Por favor PREGÚNTAME! NO tengas vergüenza, yo también estuve ahí y tuve que hacerme las mismas cuestiones que tú. Pero yo ya lo he conseguido.

¡Estoy aquí para ayudarte! Además me darás ideas para poder escribir más post y resolver a muchas chicas, que como tú, no sepan lo que hacer.

¡Te leo!

Pin It on Pinterest

Share This